La diversidad cultural y étnica de Marruecos

Marruecos es un país sobre el que casi todo el mundo tiene cierta imagen mental formada, ya sea una persona cubierta por turbantes azules a lomos de un dromedario que camina sobre dunas doradas, una mujer cubierta por tatuajes de henna en el bullicioso zoco de alguna antigua ciudad o alguien que se arrodilla sobre una bella alfombra rezando hacia el oriente. Pero, ¿conoces realmente la diferencia entre marroquí, árabe, musulmán y amazigh?, ¿sabes qué significa amazigh?, ¿puede ser la lengua materna de una persona el árabe pero no su etnia? En este post pretendemos profundizar en ciertos conceptos históricos, culturales y biológicos clave para lograr un mejor entendimiento de la diversidad de Marruecos.

Bereber es el término de origen griego que utilizaron los árabes para referirse a los habitantes del Magreb, su significado es «bárbaro». Pero el nombre por el que se autodenominan ellos es amazigh, en plural imazighen, cuyo significado es «hombres libres». Los imazighen poseen lengua propia y sistema de escritura, el tifinagh. He aquí un ejemplo: ⵉⵎⴰⵣⵉⵖⴻⵏ. La lengua amazigh posee numerosas variantes y dialéctos, solo en Marruecos existen cuatro variantes principales: tarifit, tachelhit, tamazight y ghomara.

La historia de la cultura amazigh en Marruecos

Se conoce que formas antiguas del sistema de escritura amazigh datan del siglo VI a.C. También que la lengua y cultura fueron influenciadas por fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos, pero que aun así conservaron su identidad. En el siglo VI d.C. comenzaron las conquistas árabes del territorio que en el presente es Marruecos, con ello inició el proceso de arabización e islamización. Esto es la implantación de costumbres, cultura y lengua árabe por un lado y la religión del Islam por otro. Es importante señalar que la islamización fue un proceso más rápido y extendido que la propia arabización ya que inicialmente el número de personas arabófonas era bajo en el territorio. Lo cual cambió con la llegada de tribus de origen árabe, como los beduinos, a partir del siglo XIII y posteriormente con los andalusíes en los siglos XV y XVI.

A principios del siglo XX, durante el periodo del Protectorado francés, la administración francesa introdujo una serie de medidas que aparentemente perseguían el fortalecimiento de la cultura amazigh, pero que en realidad seguían una agenda política de asimilación cultural. Estas medidas consistían en separar en el ámbito jurídico y educativo a la población amazigh de la árabe. La enseñanza se impartía en francés y se pretendía alejar a los imazighen de la influencia arabo-islámica para hacerlos más susceptibles a la implantación del cristianismo y la cultura francesa. Es importante mencionar que España ejerció una importante influencia cultural en el territorio del Protectorado español. Ambas culturas extranjeras se introdujeron notablemente, pero el panorama cambió con la independencia de Marruecos en 1956.

El resurgimiento de la identidad amazigh

Ya en la década de 1940 renace el espíritu entre los imazighen magrebíes de revitalizar la identidad amazigh. Aunque durante las sucesivas décadas las políticas gubernamentales marroquíes excluían lo amazigh, los movimientos reivindicativos cobraban cada vez más fuerza. La sociedad civil se organizó en asociaciones que pedían reconocimiento constitucional e integración. Además, se desarrollaron distintos medios de promoción cultural como periódicos, revistas, manuales de gramática y emisiones de radio o televisión.

Sin embargo, los puntos de inflexión clave se produjeron cuando el monarca Mohammed VI apoyó la diversidad del pueblo marroquí mencionando la importancia de amazigh en 2001 y finalmente cuando el gobierno lo reconoció como lengua cooficial en su nueva constitución de 2011. Desde entonces se han ido sucediendo avances en la integración de la lengua y cultura amazigh que lo acercan a una posición justa teniendo en cuenta su importancia social e histórica y su extendido uso en la vida cotidiana, aunque todavía quedan muchos retos por delante.

La genética de la población marroquí

La población de Marruecos en 2020 era de unos 37 millones de personas, según un censo de 2016, el 28% de la población hablan la lengua amazigh, pero asociaciones amazigh afirman que en realidad la cifra es de entre el 65 y 70%. Por otro lado, el 98% de personas son musulmanas, el 1% cristianas y el 1% restante judías o de otras creencias. Estos datos reflejan que la islamización de la población fue un proceso diferente aunque interdependiente de la arabización. Pero sabiendo que los censos indican que entre el 30 y 72% de la población marroquí es árabe ¿significa esto que sus ancestros provinieron de la península arábiga?, ¿llegaron los ancestros de millones de marroquíes con las invasiones del siglo VI, con las tribus nómadas del XIII o con los refugiados de Al-Ándalus? La respuesta se encuentra en el ADN.

Cabría esperar que la población árabe marroquí fuese más próxima, genéticamente hablando, a la población árabe de oriente medio que a la amazigh, pero es todo lo contrario. El estudio de diversos marcadores genéticos muestra que no existe diferencia significativa entre la población árabe marroquí y la amazigh. En otras palabras, ambas poblaciones que aparentemente son diferentes, en realidad son la misma y lo que les diferencia es la cultura y lengua. No es raro encontrar a personas marroquíes que asumen sus orígenes árabes debido a que sus padres o abuelos hablaban árabe. Comprendemos que esta diferenciación se produjo debido al proceso de arabización dado durante siglos.

Conociendo estos datos podemos responder las preguntas planteadas en la introducción del artículo. Marroquí es aquella persona con la nacionalidad de Marruecos, no todas son musulmanas ni árabes. Musulmán es la persona que sigue la religión del Islam, pero no todos los musulmanes son árabes. Por otro lado los términos árabe y amazigh son más complicados de definir ya que implican cultura y biología. Originalmente el término árabe se aplicaba a las personas de la península arábiga que poseían una identidad genética y cultural propia, única y local. Sin embargo con la expansión del imperio arabo-musulmán, la identidad cultural y en pequeña medida la genética árabe se exportaron a otras regiones como Marruecos. Regiones en las que parte de la población sufrió la sustitución de su identidad cultural pero no de la genética.

Es decir en Marruecos encontramos mayoritariamente árabes con una identidad genética propia local. Por otro lado el término amazigh es el que utilizan los habitantes del Magreb para autodeterminarse. Como hemos mencionado anteriormente en este artículo su cultura es anterior y diferente a la árabe aunque actualmente posea muchos rasgos arabizados.

Un futuro prometedor

Durante siglos la cultura amazigh ha sufrido una reducción progresiva. Afortunadamente, en las últimas décadas las reivindicaciones de la comunidad amazigh y la toma de decisiones gubernamentales han impulsado a niveles más justos esta antigua cultura. Aun quedan muchos retos en la integración adecuada del amazigh, pero los imazighen han demostrado que van a continuar esforzándose por la posición que merecen.

Hombre caminando en el desierto

Referencias

Si quieres saber más sobre este tema, aquí te dejamos las referencias utilizadas para escribir este artículo:

Rachid Ahmed Raha – La cultura tamazigh: un tabú incomprensible.
Vicente Llorent-Vedmar – Identidad cultural bereber y enseñanza del amazigh.
Pablo Sánchez – Marruecos tras la conquista islámica. Un estudio de geografía dialectal.
macrodatos.com – Marruecos, Religiones.
macrodatos.com – Marruecos, Población.
IWGIA.org – Mundo Indígena 2019: Marruecos.
María Gaibar Alonso – Diversidad genética en poblaciones del centro de Marruecos y sur de España: Análisis de polimorfismos STRs autosómicos y del cromosoma Y.

3 comentarios en “La diversidad cultural y étnica de Marruecos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NO TE VAYAS SIN TU REGALO

¿Quieres pasar de turista confuso a viajero pro?

Hemos preparado una guía de viajes con nuestros mejores consejos y trucos, esos que hemos ido aprendiendo con los años mientras recorríamos el mundo.

¡Hazte con ella y sácale el máximo partido a tus próximos viajes!